Designed by olwebdesign
169113 Views

Agencia de espionaje de Reino Unido interceptó por correo electrónico las reuniones de los delegados del G20 en 2009

La agencia de inteligencia británica supuestamente mostró documentos filtrados con cuentas de correo electrónico, computadoras y teléfonos usados por políticos extranjeros.

 

Durante las reuniones del G20 (Grupo de los 20), que se llevó a cabo en Londres en 2009, el Cuartel Central de Comunicaciones de Gobierno (GCHQ, por sus siglas en inglés) de la agencia de inteligencia británica informó que según interceptaron comunicaciones electrónicas de políticos extranjeros.

El lunes pasado, el periódico del Reino Unido, The Guardian, publicó que la agencia utilizó una serie de técnicas para interceptar correos y robar credenciales de acceso a sitios en línea, además monitoreó llamadas telefónicas de políticos extranjeros que asistieron a las reuniones. La G20 representa a las mejores 20 economías del mundo.

El periódico reclama que la evidencia de la actividad de vigilancia de GCHQ fue presentada durante las reuniones en documentos y presentaciones en Power Point que fueron clasificadas como ultrasecreto y descubiertas por Edward Snowden, un excontratista de inteligencia que recientemente filtró metadatos de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y una colección de programas de comunicación electrónica.

De acuerdo a la información de un documento, GCHQ y el servicio de inteligencia del Reino Unido MI6 establecieron cibercafés en las reuniones del G20 para obtener claves de acceso a la información y credenciales de políticos extranjeros, dando a los organismos opciones de inteligencia sostenida contra los objetivos, incluso después de que los eventos hayan terminado.

El mismo documento también menciona una táctica en particular que involucra la colección activa de cuentas de correo electrónico que adquieren por mensajes de correo sin necesidad de sacarlos del servidor remoto, esto les permite leer los correos de las personas antes o al mismo tiempo que ellos, informó The Guardian.

Si bien no es claro cómo obtuvieron las claves de acceso o quién estableció los cibercafés, la posibilidad de usar computadoras públicas por los políticos extranjeros para revisar sus correos electrónicos no está fuera de una posibilidad real, de acuerdo a Bogdan Botezatu, un analista de amenazas cibernéticas y proveedor de seguridad de Bitdefender.

 

Fuente: Techworld ER