Designed by olwebdesign
796512 Views

LibreOffice: La evolución de la suite de oficina libre

Escrito por Armando Soto Baeza

Hace apenas unos meses, se creó una nueva comunidad relacionada con el programa para oficina OpenOffice.org: LibreOffice. Para entender la importancia y los beneficios de este surgimiento, conviene iniciar con una breve historia de OpenOffice.org

En la época que me inicié como usuario del sistema operativo GNU/Linux, me encontré con la apremiante necesidad de un programa para edición de documentos de oficina que tuviera buena calidad y brindara las prestaciones que uno esperaría de este tipo de programas, considerando que Linux no proporcionaba todavía un ambiente muy grato para el trabajo de escritorio y mi conocimiento de él era poco menos que nulo. Entonces hallé referencias a algunos programas de este estilo, resultando el mejor entre ellos StarOffice, que por esas fechas estaba en su versión 3.0. StarOffice era un producto elaborado por la empresa alemana Star Division AG y ofrecía las funciones de procesamiento de textos, hoja de cálculo, presentaciones electrónicas, base de datos, lectura y envío de correo electrónico y noticias, navegación web y un ambiente de escritorio integral, desde el cual era posible realizar todas las operaciones que se requirieran en el equipo. Además, contaba con versiones para varios sistemas operativos, incluyendo DOS, Netware, Solaris, Mac y Windows 95, que era la novedad. Por supuesto, también existía la versión para Linux, que finalmente era la que me interesaba. Como se ve, era EL PRODUCTO.

 

No era un producto libre, ni gratuito, salvo para Linux, pero sí tenía un precio muy módico. Algún tiempo después, alrededor del 2000, SUN adquirió a la empresa Star Division y adoptó a StarOffice, que por ese tiempo estaba en la versión 5.2, si no me equivoco, como su producto de oficina para competir en el mercado de escritorio contra su rival Microsoft.

La primer versión de StarOffice ofrecida por Sun fue la 5.3, que básicamente solo cambiaba la imagen gráfica de Star Division por la de SUN. Posteriormente, con la liberación de la versión 6.0 de StarOffice, SUN ofreció el producto a la comunidad bajo un esquema de licencia libre, creando el proyecto OpenOffice.org, el cual necesariamente perdió algunas funciones, debido a que StarOffice las ofrecía incorporando productos de terceros, tal como es el caso de la base de datos, que era Adabas D, propiedad de Software AG. Sin embargo, OpenOffice.org tuvo un rápido desarrollo, con la contribución de muchos programadores, destacando la empresa Ximian, por aquel entonces una empresa independiente dirigida por Miguel de Icaza, y recibió una gran aceptación en la comunidad de software libre, gracias a que era una de las grandes necesidades no suficientemente cubiertas aún en ese momento. La organización del proyecto como una comunidad de software libre (aunque ese modelo era más bien inferido que tácitamente definido), permitió una evolución vertiginosa de OpenOffice.org que rápidamente estaba ya en su versión 1.0, ya bastante buena. Se mantuvo el soporte a plataformas Linux y Windows, en esencia, aunque el soporte a Mac OSX se incorporó posteriormente y ahora también se proporcionan versiones para freeBSD

El éxito de OpenOffice.org entre los usuarios y la alta calidad de su desarrollo, además de la tecnología de vanguardia empleada, hicieron que sus formatos de archivo fueran adoptados como punto de partida para definir los formatos estándares para documentos de oficina, que hasta el 2005 no existían (no, los formatos de word 95 y aberraciones semejantes no constituyen estándares). Así, en mayo del 2005 se anunció la publicación del estándar OpenDocument, que en el 2006 se convirtió también en estándar ISO. OpenOffice.org fue el primer programa en adoptar en estándar (claro está, llevaba alguna ventaja por ser sus formatos los que sirvieron de fundamento) y pronto surgieron otras alternativas en el mercado, tanto libres como de licencias privativas.

Hasta aquí, parecería que todo era miel sobre hojuelas en lo que respecta a OpenOffice.org, pero no era tanto así. El proyecto OpenOffice.org dio lugar a una comunidad, pero nunca ha dejado de ser propiedad de una empresa. Esto significa que, en alguna medida, los intereses de la empresa afectaban el desarrollo del programa, de una u otra manera. En particular, algunos colaboradores se quejaban de la imposibilidad de añadir algunas mejoras en compatibilidad con otros programas (sí, ese que estás pensando), lo que en ocasiones provoca un rechazo en los usuarios que desean o deben migrar a OpenOffice.org El problema es que tal vez esas mejoras, u otras, no estaban alineadas con los objetivos de la empresa. Ahora que Oracle adquirió a SUN, y así se hizo de OpenOffice.org y mysql, entre otras cosas, aumentan las preocupaciones por las afectaciones que pudieran generarse al desarrollo de los proyectos de software libre que ahora están bajo el control de este imperio tecnológico. Ya antes se habían generado algunos proyectos derivados (llamados “forks” en el argot informático) que dieron lugar, entre otros a BROffice (adaptado al mercado brasileño) o Go-oo (con mejor compatibilidad con MS Office y mayor velocidad), por ejemplo.

El 28 de septiembre de 2010 se anunció el lanzamiento de "The Document Foundation", como entidad a cargo del desarrollo de una nueva derivación de OpenOffice.org. Se describe también que se solicitó a Oracle a donar el nombre OpenOffice.org para el producto, pero no hubo respuesta, por lo que se decidió adoptar el de LibreOffice, y se plantea el objetivo principal de garantizar la total libertad en torno a LibreOffice, en tanto que se sospechaba que Oracle no hiciera lo mismo con el original proyecto OpenOffice.org que durante 10 años exitosamente se desarrolló con el soporte de SUN, si bien con algunas peculiaridades ya bosquejadas anteriormente en este documento. Numerosos apoyos recibió de inmediato esta nueva fundación, destacando los de Richard Stallman (creador del proyecto GNU), Chris DiBona de Google, Jan Wildeboer de RedHat, mientras que Ubuntu anuncia su adopción de Libre Office en lugar de OpenOffice.org

LibreOffice reconoce los méritos de los 10 exitosos años de OpenOffice.org y garantiza una mayor libertad al no tener ningún tipo de restricción, como las que podrían aparecer en un posible conflicto de intereses si el proyecto continuara bajo la tutela de una empresa. La posibilidad de incorporar inmediatamente las mejoras elaboradas por RedHat o Novell son ejemplos de las ventajas del nuevo modelo y permiten delinear un futuro brillante y de más rápido desarrollo del programa. Por lo pronto, habrá una participación importante con el consorcio OASIS para trabajar con las nuevas versiones del estándar ISO. En este momento está disponible LibreOffice 3.3 como candidato a versión. Puedo comentar que he tenido solo unos pocos problemas de estabilidad, pero en general el desempeño es excelente y es de esperar que las ventajas para los usuarios se comiencen a evidenciar en breve.